domingo, 1 de noviembre de 2015

Elecciones: Los números no mienten

Leandro Etchichury
Miradas al Sur


Si hay dos actores políticos a los que el ex gerente de Socma Inversora y actual jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, les debe su remontada electoral respecto de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) son, en primer lugar, la futura gobernadora de Buenos Aires y actual vicejefa de Gobierno de la CABA, María Eugenia Vidal, y en segundo término, el cordobesismo de José Manuel de la Sota, que tuvo un trasvasamiento abrumador de votos desde el gobernador saliente hacia el jefe de gobierno porteño, perjudicando, incluso, al candidato tigrense de su Unión.
Allí se podrá encontrar la principal cantera del casi un millón seiscientos mil nuevas preferencias. Sin embargo, la captación de estos nuevos votos no fue sólo un fenómeno de Cambiemos –aunque sí se destacó por la magnitud–, ya que Sergio Massa, a través de Unidos por una Nueva Alternativa (UNA), obtuvo unos 600 mil votos más que en las primarias, y Daniel Scioli 280 mil. Esta acumulación de las tres principales fuerzas encuentra su razón en una mayor participación electoral, que del 73 por ciento pasó a casi el 81, es decir, unos dos millones quinientos mil votantes nuevos; y a su vez, la sumatoria de votos blancos y nulos que cayó de aproximadamente de un millón doscientos mil a unos 785 mil...

Ir a la nota

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada