domingo, 4 de septiembre de 2011

Brasil va por su ley de medios

Leemos un cable de la agencia EFE

El socialista y oficialista Partido de los Trabajadores (PT), la formación política de la actual presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y de su antecesor y mentor político, Luiz Inácio Lula da Silva, defendió hoy la adopción en Brasil de un marco regulador para los medios de comunicación.
La propuesta, una antigua bandera del PT que llegó a ser discutida durante el Gobierno de Lula pero que era ignorada por Rousseff, fue incluida en la Resolución Política aprobada este domingo en la sesión de clausura del IV Congreso Nacional del Partido de los Trabajadores, en Brasilia.
Pese a que los dirigentes de la formación dijeron ser contrarios a cualquier forma de censura, alegaron que Brasil necesita de una herramienta para impedir el periodismo partidario y la concentración de los medios de comunicación en pocas manos.
"Para nosotros es una cuestión de principios repudiar, rechazar y bloquear cualquier intento de censura o restricción a la libertad de prensa, pero el periodismo marrón (sensacionalista) de ciertos medios, que a veces llega a prácticas ilegales, tiene que ser responsabilizado cada vez que falsee los hechos y distorsione las informaciones para calumniar, injuriar o difamar", según el texto.
"La inexistencia de una Ley de Prensa y la no reglamentación de artículos de la Constitución que tratan sobre la propiedad cruzada de los medios, así como la violación de los derechos humanos presente en los medios y el dominio de los medios por algunos pocos grupos económicos, afectan la democracia, silencian las voces, marginalizan las multitudes y crean un clima de imposición de una única versión para Brasil", agrega el manifiesto.
El partido oficialista alegó que todas esas razones y la politización de algunos medios lo llevan a defender un marco regulador "capaz de democratizar los medios en el país".

2 comentarios:

  1. Ojalá se concrete. Sería una excelente noticia...

    ResponderEliminar
  2. Hemos marcado un camino desde Argentina.

    ResponderEliminar