jueves, 22 de septiembre de 2011

¿Felices los niños?

Leemos en Online-911:

Si algo le faltaba al crimen de Candela era la aparición del padre Julio César Grassi. Después de haber sido condenado a 15 años por abuso sexual y corrupción de menores, el cura que entendió que la condena fue injusta e infundada, salió ahora en defensa de una mujer que parece estar acorralada por la Justicia: Carola Labrador.

Carola no pensaba presentarse como particular damnificado en la causa que investiga el crimen de su hija hasta hace un par de días, cuando el padre Grassi le recomendó un abogado. Así fue como el domingo pasado recibió a Fernando Burlando en su oficina y se lo presentó a la mujer. Al día siguiente el mediático abogado apareció en escena para contar que se haría cargo de la querella.

(...)

La aparición de Grassi no es casual: en los mismos tribunales donde ahora se investiga la desaparición y muerte de Candela, él fue investigado y condenado a 15 años de prisión. Según el vocero consultado, Grassi quiso colaborar en la búsqueda del abogado porque entiende que en los tribunales de Morón “se manejan muy mal”.

Así se desvela la primera curiosidad que fue la aparición del mediático Burlando, un abogado que se cotiza. La otra curiosidad que queda por resolver es cómo un tipo condenado a 15 años de prisión por corrupción de menores está libre y no en la cárcel...

1 comentario: