jueves, 8 de abril de 2010

Alvaro García Linera, vicepresidente de Bolivia, es Doctor Honoris Causa por la Universidad de Buenos Aires


La Universidad de Buenos Aires entregó hoy al Lic. Alvaro García Linera, Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, el título de Doctor Honoris Causa, una distinción propuesta por la Facultad de Ciencias Sociales de esta universidad, a la que se sumó la Facultad de Filosofía y Letras. El mandatario agradeció "como un colega, que eventualmente es vicepresidente de Bolivia". "Me defino como un profesor, y ese es el oficio que continuaré ejerciendo cuando termine la gestión", aseguró, y destacó el hecho de que su Honoris Causa provenga una universidad pública. "En tiempos en que hay un esfuerzo por devaluar, denigrar y escamotear la universidad pública, me honra especialmente el reconocimiento de una de las estructuras de construcción de lo público, lo colectivo, lo común", expresó, y llamó a "relanzar un proyecto de fortalecimiento de nuestras universidades públicas a nivel continental".

En el estrado, en el que se lucían las banderas argentina, boliviana y la de los pueblos originarios, acompañaron al Lic. García Linera la vicerrectora de la Universidad de Buenos Aires, Beatriz Guglielmotti, el decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Sergio Caletti, el decano de la Facultad de Filosofía y Letras, Hugo Trinchero, la embajadora del Estado Plurinacional de Bolivia, Leonor Arauco Lemaitre, la secretaria académica de la Facultad de Derecho, Silvia Nonna, y el profesor de Ciencias Políticas Mario Toer, quien pronunció el elogio académico previo a la entrega del Honoris Causa. Estuvieron presentes entre el público funcionarios del gobierno nacional, de la Universidad de Buenos Aires y de otras universidades, legisladores y representantes de organizaciones sociales y políticas.

"Aun considerando que el otorgamiento de este título no es un hecho usual, en esta ocasión se trata de un acontecimiento más extraordinario. Estamos reconociendo un trabajo de condensación, síntesis y reflexión muy poco frecuente", destacó Toer. "La práctica de Alvaro García Linera siempre estuvo entrelazada y enriquecida por el compromiso social. La indagación en el propio terreno de los procesos sociales, con la toma de partido. Esto no se debe a una mera complementación de vocaciones. Se desprende de una concepción de la práctica inherente a la producción de conocimiento".

"La obra de Alvaro García Linera es una permanente invitación a que debatamos el sentido de la producción de conocimiento en las ciencias sociales", marcó también el politólogo. "La Universidad de Buenos Aires otorga este Doctorado Honoris Causa porque está reconociendo una trayectoria en la que la inteligencia recorre múltiples disciplinas, dándole consistencia y profundidad a un compromiso".

"Este ciudadano ha tenido dos amores de referencia en su vida: las matemáticas y las ciencias sociales, pero sobre todo las segundas", puntualizó a su turno García Linera. "Un reconocimiento del ámbito de la creación del pensamiento social es para mí un gran honor. El hecho de que sea en la Argentina, es un doble honor: en Latinoamérica toda una generación de intelectuales, activistas y políticos, en la que me incluyo, ha construido su pensamiento y su reflexión a partir de la producción de una generación de intelectuales argentinos que en los 60', '70 y '80 han marcado época y huella en el continente. Así es que hoy, de alguna manera, me siento frente a mis profesores".

"Asumo este como el reconocimiento a una solución práctica para una aprente dicotomía: la que supuestamente existe entre el pensamiento y el hacer, entre la reflexión y el compromiso, entre actuar con la razón y hacerlo con la pasión", continuó el vicepresidente boliviano. "Es una dicotomía falsa: no puede haber una razón aguda sin un apasionamiento que mueva las fuerzas más íntimas de las personas. Y aún los que creen que es posible reflexionar sin comprometerse, hacen un tipo de compromiso".

"Asumo entonces este Honoris Causa como un reconocimiento no sólo a la experiencia personal de alguien que siempre buscó las armas de la razón para emplear mejor su pasión, sino a una experiencia colectiva que hoy es patrimonio de Latinoamérica. Es el reconocimiento a un grupo de hombres y mujeres que se comprometen con el conocer sin abandonar el compromiso con el transformar", finalizó el vicepresidente.

Álvaro Marcelo García Linera ha desarrollado una extensa tarea intelectual en el ámbito de las Ciencias Sociales, con destacados aportes en disciplinas como Sociología, Política y Economía. Formado en una licenciatura en Matemáticas en la Universidad Nacional Autónoma de México, muy pronto sus estudios se orientaron hacia las Ciencias Sociales con una preocupación central: comprender y poner en cuestión la situación de los oprimidos en su país.

En Bolivia, es y fue docente en las Carreras de Sociología, Ciencias de la Comunicación y Ciencias Políticas en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), en la Maestría en Sociología de esa misma universidad, en la Maestría en Filosofía y Ciencia Política del CIDES/UMSA, en la Maestría en Ciencias Sociales en la Universidad La Cordillera, en la Carrera de Ciencias Políticas de la Universidad Nuestra Señora de La Paz, entre otras. Ha sido invitado a dar conferencias en instituciones académicas de Francia, España, México y Argentina.

Ha publicado numerosos ensayos, artículos académicos e investigaciones, y también libros sobre teoría política, régimen económico, movimientos sociales y sistema democrático. Muchas de sus investigaciones han sido publicadas por organismos de apoyo internacional. En 2004 recibió el premio en Ciencias Sociales “Agustín Cueva” por la Escuela de Sociología y Ciencias Políticas de la Universidad Central del Ecuador.

Tiene además una larga y reconocida trayectoria como militante político. A partir de 1985 se relacionó con grupos de trabajadores mineros e indígenas, impulsando el proyecto político de un gobierno indígena de liberación de los pueblos y postulando el derecho autodeterminativo del mundo indígena. Junto a militantes aymaras y quechuas organizó los “Ayllus Rojos”, cuadros políticos de las comunidades de la zona del altiplano de La Paz, Sucre, Potosí y la región de Chapare. Con posterioridad integró la dirección política del Ejército Guerrillero Tupak Katarí (EGTK).

En abril de 1992 fue detenido-desaparecido por siete días y luego recluido en la llamada “cárcel de Chonchocoro” durante cinco años. Desde que asumió Evo Morales como Presidente, García Linera ejerce el cargo de Vicepresidente y ha participado activamente del debate y la elaboración de la nueva Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia, entre otros cambios centrales del nuevo gobierno.


Area de Prensa - Secretaría General
Facultad de Filosofía y Letras - UBA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada